Tratamientos bajo sedación intravenosa

1397_1-sedacion-intravenosa-L

El miedo al dentista: Es uno de los miedos más frecuentes en la población y la razón por la que muchas personas descuidan la salud de su boca. Nunca llega el momento de llamar al dentista porque el miedo paraliza. Para animar a estas personas hay que decirles que las consultas dentales han cambiado mucho en los últimos años y que existen medios técnicos y humanos para conseguir que todo el mundo se sienta tranquilo, confiado, seguro e incluso relajado ante cualquier intervención dental.

La sedación intravenosa es un procedimiento clínico que se realiza siempre bajo la asistencia de un médico anestesista. Resulta totalmente indoloro y que nos permite realizar cualquier intervención con gran comodidad. Mediante este sistema el paciente se siente totalmente relajado y cómodo, pero mantiene en todo momento un nivel de conciencia que le permite obedecer al médico y colaborar. Otra ventaja de este sistema es que nos permite utilizar la misma vía intravenosa para administrar fármacos, como antiinflamatorios y analgésicos, que harán el postoperatorio más llevadero.