Apnea del sueño y ronquido patológico

1132_1-ferula-apnea-L

La apnea es un trastorno de la respiración que ocurre durante el sueño y que provoca una deficiencia en la entrada de oxigeno en el organismo que puede ocasionar multiples problemas de salud

Durante el sueño los músculos de la garganta se relajan, lo cual provoca un estrechamiento de la vía de entrada de aire, en algunos casos la vía respiratoria puede llegar a cerrarse casi por completo, lo cual impide que el aire llegue correctamente a los pulmones y ocasiona que el cerebro no reciba suficiente oxígeno. Se producen ronquidos fuertes con interrupciones temporales de la respiración que a veces pueden llegar a los 10 segundos, estos episodios se denominan apneas.

Tras un episodio de apnea se produce un súbito despertar para recuperar la respiración, lo cual hace que el sueño de la persona afectada sea poco profundo y no consiga un completo descanso.  Debido a este trastorno del sueño las personas afectadas manifiestan somnolencia durante el día, siendo esto particularmente peligroso para ciertas actividades como la conducción.

Se sabe que hay ciertos factores que favorecen la apnea y el ronquido patológico, entre ellos:

  • El sobrepeso.
  • Personas mayores de 40 años.
  • Cierta morfología del cuello, paladar y maxilar, así como el tamaño grande de la lengua.
  • El consumo de alcohol.
  • La obstrucción nasal.

Por lo general las personas afectadas no son conscientes del trastorno, siendo los familiares quienes advierten los ronquidos o las interrupciones de la respiración durante la noche.

Los principales síntomas de la apnea son:

  • Somnolencia diurna y cansancio (sensación de no haber dormido bien).
  • Dolores de cabeza matutinos, apatía, falta de memoria.
  • Frecuente despertar durante la noche, e insomnio.

Aunque existen una variedad de síntomas claros que permiten diagnosticar la apnea, la confirmación del diagnóstico se lleva a cabo mediante un estudio del sueño, llamado polisomnografía.

Las opciones para tratar este problema son fundamentalmente dos:

  • La cirugía ( casos graves)
  • La utilización de aparatos dentales (férulas intraorales) que permiten el avance mandibular y el reposicionamiento anterior de la lengua (indicada en casos leves y medio-graves, y también para pacientes con ronquido inocuo pero molesto para el entorno).

En nuestra consulta elaboramos dispositivos intraorales con un alto grado de efectividad para paliar los trastornos de la apnea del sueño y el ronquido habitual.

TEST: Para saber si Vd. Puede padecer este trastorno le proponemos las siguientes preguntas:

  • ¿Tiene hipertensión arterial?
  • ¿Se quejan quienes duermen con Vd. de oírle roncar o han notado que interrumpe su respiración durante el sueño?
  • ¿Empezó a roncar desde joven?
  • ¿Se siente cansado durante el día sin causa aparente?
  • ¿Se siente cansado por la mañana al levantarse?
  • ¿Se duerme en momentos de descanso durante el día (viendo la tele, leyendo)?
  • ¿Se ha dormido alguna vez al volante?
  • ¿Ronca cada noche sin haber tomado alcohol?

Si la mayoría de las respuestas son afirmativas puede Vd. estar afectado por un trastorno respiratorio del sueño.

Consejos de comportamiento para evitar los factores que favorecen este tipo de trastornos:

  • Perder peso en caso de personas con sobrepeso.
  • Evitar el consumo de alcohol, sobre todo por la noche o por la tarde.
  • Evitar el uso de somníferos y sedantes.
  • Vigilar la salud cardiovascular.
  • Adoptar un hábito de sueño regular.